Tradicionalmente, Brión evolucionó según las pautas de un modelo agrario tradicional basado en actividades de subsistencia hasta entrado el siglo XX cuando se produjo una especialización en actividades ganaderas. En tiempos más recientes, el entorno urbano ha provocado que se extiendan en el municipio actividades manufactureras y comerciales. Aunque a simple vista los efectos de un desarrollo no centrado en el sector primario pueden ser motivo de alegría para los vecinos, existe un efecto negativo que se deja de lado. Brión se ha convertido en una ciudad dormitorio, un pueblo jardín que no pasa de ser un núcleo residual de Santiago de Compostela, más amplio. Las consecuencias de esta evolución son claras: se produce un abandono masivo de las formas de vida tradicionales, se abandonan las tierras y se divide el pueblo en dos zonas. La “zona alta” es más rural, aunque con la reestructuración agraria de la UE, sólo sobrevivieron las grandes explotaciones. La “zona baja”, como contraposición, es específicamente la ciudad dormitorio de quienes trabajan en la ciudad pero prefieren seguir viviendo en la tranquilidad del campo.

 

Casa de la zona alta de Brión. Extraída de Flickr.

Casa de la zona alta de Brión. Extraída de Flickr

 

La globalización económica permite una deslocalización de las actividades industriales, que dejan de concentrarse en las grandes ciudades y buscan lugares alternativos en regiones rurales. Esto genera consecuentemente flujos de población. El profesor Carlos Ferrás Sexto en el estudio A globalización e o modelo de desenvolvemento territorial de Galicia: ¿Concentración ou desconcentración? dice que de esta forma se generan asentamientos rurales a través de los avances en telecomunicaciones y nuevas tecnologías que le permiten a las familias habitar el espacio. Brión es una muestra de cómo la globalización la ha convertido en un núcleo jardín muy comunicado con la ciudad principal que es Santiago desde el inicio del proceso de especialización que se llevó a cabo en los años 1950-1960. La especialización que pretendía hacer la vida más fácil a los agricultores era un simple instrumento de la globalización que ha hecho que se pierdan las características de este municipio, de sus ríos, de sus bosques y de su propia historia. La profesora Freire lo expresa de esta manera: Segue a idea de vivir no medio rural, non do medio rural. O atractivo está na área e non no sector. As relación sociais nas aldeas mudaron. Non existen as relación de antes, a actividade común, as axudas… e o ritmo é cada vez máis frenético”. 

One Response to “Una ciudad dormitorio”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s